le mans

En 2018 Fernando Alonso tiene delante uno de los retos más ilusionantes y exigentes de su carrera.

Una semana después de anunciar su renovación con McLaren para 2018 en el Gran Premio de Estados Unidos 2017, Fernando Alonso aseguró que correría la próxima temporada en otra categoría. Y tras una exitosa primera inclusión en las 500 Millas de Indianápolis, donde solamente un problema de fiabilidad en el motor Honda privó al asturiano de luchar por la victoria, el español parece decidido a intentar ganar en 2018  las 24 Horas de Le Mans, la prueba de resistencia más popular de la historia.

Como viene repitiendo desde hace tiempo, la intención del corredor de McLaren es hacerse con la Triple Corona, un galardón honorífico que consiste en ganar en tres escenarios tan significativos como Mónaco, Indianápolis y Le Mans, y que solo ha sido capaz de adjudicarse Graham Hill.

A Indianápolis volverá pero difícilmente en 2018, puesto que el evento coincide de nuevo con el Gran Premio de Mónaco, y McLaren espera disponer de un monoplaza con el que su punta de lanza sea capaz de pelear por subir regularmente al podio, por lo que no podrá conquistar este circuito por ahora.

Alonso está cerca de terminar un acuerdo con Toyota, como apuntó la BBC, donde el español estaría delante de uno de los retos más ilusionantes y exigentes de su carrera, tanto física como mentalmente.

Recordamos también que hace unos días os anunciábamos otros de los proyectos del piloto asturiano, en el cual tendrá su propio equipo eSport llamado “FA Racing G2”. Siendo este otro de deportista que se une al auge de los juegos electrónicos.

Fotografía destacada miniatura del canal de Youtube de Formula 1 MORI

0