Anaé: “Mi objetivo era y sigue siendo disfrutar”

Ana Esther, más conocida como Anaé, presenta su nuevo single, conjunto con su videoclip “Manipuladora”. La canción, disponible en Spotify, iTunes y Google Play es la última creación de la artista canaria; que hará una pequeña gira por las islas y la Comunidad de Madrid este verano, a falta de confirmaciones de fechas oficiales.

Javier Hernández.- ¿Cuándo nace la vena artística y las ganas de dedicarse al mundo de la música?

Anaé.- Desde que nací tengo el arte en las venas. Mi madre siempre cuenta la anécdota de cuando me decía: “Anaé (o Ana, como me llamaba ella) te pierdes y te buscas los escenarios”. Y es que estaba en cualquier fiesta, siempre ahí. Nos reuníamos con mis vecinas y siempre hacía de cantante, de presentadora… Quería ser artista. Además, en Canarias la música es muy importante y en mi casa igual. Mi padre tiene una voz increíble, y toda mi familia se dedica al folcrore canario. Así que desde pequeñita estaba en agrupaciones folcróricas canarias, era como una asignatura obligatoria. Ya entonces amaba cantar, me volvía loca y así empecé, con ese arte en las venas.

J.- Aun así, ¿no estudió nada relacionado con la música?

A.- Si hubiese querido hacer algo relacionado hubiese hecho magisterio musical, por ejemplo, pero yo ya estaba cantando mucho antes de empezar la carrera. Yo trabajaba los fines de semana cantando. Se me daban muy bien los estudios y mi madre me lo inculcó mucho. La psicología me llamaba mucho la atención, así que me saqué la carrera y luego hice un máster también.

J.- ¿Fue fácil de compaginar la carrera de psicología y la carrera musical?

A.- De hecho, no era solo eso, eran tres cosas: yo trabajaba de camarera para pagar mis estudios, me dedicaba a la música y aparte estudiaba. Aprobé todo muy bien y estuve un año trabajando de psicóloga en un centro, pero empecé más en serio con la música y me dije que era el momento de dejarlo porque no quería estar al 50 %. Lo que me hacía feliz era la música, la psicología no me hacía feliz, no me llenaba, así que me dediqué al 100% a la música.

J.- Viendo la importancia de la música en su núcleo familiar, ¿le apoyaron totalmente en su decisión?

A.- Mi madre y mi padre lo que querían era que yo estudiase, una vez tuviese mis estudios ya podía hacer lo que yo quisiera. Ellos están satisfechos porque yo tengo mi carrera y mi máster y es como un seguro para ellos. Al menos tengo una base para luego dedicarme a otra cosa. Aun así, mi madre veía venir desde pequeña que era lo que a mí me gustaba. Y con que fuese feliz con lo que hiciese, ellos más que contentos.

J.- ¿Cuándo se produce el punto de inflexión en su carrera? ¿Cuándo pasa de ser Ana Esther a ser Anaé?

A.- Justo cuando terminé la carrera. Ahí me sentí más liberada, me había quitado un peso de encima, y me marché a Puerto Rico a grabar el primer disco de salsa que hice. Aunque estando en la carrera ya saqué un disco que se llamó Por tu amor, y un videoclip que se llamaba igual. En verdad siempre fui Anaé, independientemente de que estudiase y todo. Me fui a Puerto Rico, grabé el disco, empecé una gira por Miami… Este disco me abrió las puertas allí por ser música latina, era un disco de salsa, y desde ahí ya no he parado.

J.- ¿Hay alguna diferencia entre Anaé en su vida cotidiana y Anaé la cantante que se sube al escenario?

A.- Es lo mismo, solo que la gente que antes me llamaba Ana Esther, ahora me llama Anaé, les resulta cotidiano porque es lo que ven de mí. Si es cierto que cuando me ves en el escenario, ves una persona fuerte y con energía que se come el mundo. A veces esa persona tiene problemas, como todo el mundo. No es todo tan bonito como parece. Pero al fin y al cabo es lo mismo, con mis subidones de energía y mis momentos de bajón, tristeza o incertidumbre. Al fin y al cabo, la gente que va a un festival no quiere ver a una persona triste, quiere ver a una artista. Tengo que ser una artista en el escenario y tengo que entregar lo mejor de mí. Luego mis problemas la gente no lo tiene por que saber.

J.- Las Redes Sociales quizá acercan al artista a sus seguidores y plataformas como Youtube pueden ser muy importantes en su desarrollo. ¿Qué opina de todas las aplicaciones digitales que actúan como trampolín en las carreras de los jóvenes?

A.- Me parece una plataforma fantástica en el sentido de que no hacen falta grandes medios para llegar a gente que está al otro lado del mundo. Gente que sin el apoyo de las discográficas y con su talento y una cámara llegan a miles de personas.

J.- ¿Cuál es el proceso de creación desde que empieza su producción hasta que sale a la luz?

A.- Lo primero es tener muchas ganas, es un proceso duro. Primero tener ganas de sacar algo nuevo, luego tener claro que estilo quieres hacer, contactar con el productor que lo va a llevar a cabo y empezar a crear. Yo en mi caso, me involucro en la letra y en el proceso de producción, y una vez que sale la canción ya vienen las imágenes, la grabación del videoclip y toda la promoción. Es un proceso lento.

J.- ¿Cómo de lento puede llegar a ser?

A.- Por ejemplo, para Manipuladora, unos tres meses.

J.- ¿Cómo definiría tu estilo a la hora de cantar?

A.- Me considero una cantante versátil, pero sobre todo lo definiría como música latina. Versátil porque empecé con el folcrore canario y después he hecho boleros, pop, jazz, salsa, comercial… por eso me considero versátil. Pero lo que me identifica es la esencia latina, porque al ser de canarias, es la música que escucho desde pequeña.

J.- ¿Cómo es el mundo musical en Estados Unidos? ¿Hay una diferencia muy grande en cuanto a las oportunidades?

A.- En Miami hay muchas oportunidades, muchas puertas abiertas, yo iba con una promoción cerrada, y allí a medida que pasaban los días iban saliendo más cosas, porque te ven en la televisión, o te ven en un programa, y te llaman. Abren las puertas a la cultura, para que gente que no es muy conocida o está empezando tenga opciones, te abren un hueco para que muestres lo que tienes.

J.- ¿Y aquí en España no es así?

A.- Yo siento que sí. Puedo ir a Madrid, puedo ir a Valencia o a cualquier sitio, pero porque yo tengo un equipo que lo hace posible. Pero allí en mayor medida. Al igual que en Madrid, o en la península, hay más oportunidades que en Canarias.

J.- Ha participado en las Galas de Elección de la Reina de Arona en los años 2006 y 2007; La Gala de la Elección de la Reina del Carnaval de Candelaria en el año 2008; La Gala de Elección de la Reina en las Fiestas de Santa Ana en Candelaria y en Miss y Mister Model Canarias 2008. Ganó la Tabaiba de Plata del Festival Eurosingers2008, además del segundo premio en el concurso de Operación Instituto en Tenerife y del segundo premio del mismo concurso en la isla de La Palma. A pesar de tanto reconocimiento, ¿por qué no ha participado en más concursos?

A.- Me he presentado a pocos concursos. El de Malta fue un concurso en el que participaron 11 países a nivel europeo. Había gente de Eurovisión y yo lo gané con una canción en ingles de Aretha Franklin y no generó ningún tipo de noticia y eso que era la única española. A nivel personal fue un premio al esfuerzo. No me lo creía, al fin alguien se daba cuenta de que estaba haciendo las cosas bien, que iba por el buen camino y le estaba gustando a alguien. Una recompensa al trabajo obre todo. Muchas veces me dicen: “¿Por qué no te presentas a X concurso? En realidad, no lo sé, pero es que cuando estas en concurso siento como que se acaba la magia. Cuando empiezas a competir empiezas a olvidar la razón por la que empezaste en la música, que es por amor a ella, porque se te eriza la piel cuando cantas, y cuando empiezas a competir, eso se puede perder. Lo respeto muchísimo y si me brindasen una oportunidad pues a lo mejor digo que sí, no lo sé. Pero de momento quiero seguir así. Mi objetivo era y sigue siendo disfrutar.

J.- La mayoría de sus videoclips tienen mucho trabajo en cuanto a edición y grabación. ¿Cuánto se involucra en la creación de los mismos?

A.- Soy muy pesada en ese sentido porque hemos creado muchos. Empezamos a hacer vídeos potentes con Pinta tu Cara, luego vino Dime Mi amor, Alto Voltaje y ahora Manipuladora, y la gente esperaba cada vez más. Yo me decía: “O lo hacemos bien, o no lo hacemos”. El secreto es la gente de la que estoy rodeada. Hay una iluminación detrás, hay un director de video, hay una gran empresa de grabación, hay buenos estilistas, diseñadores… no estoy sola, lo que pasa que yo me meto en todo. Además, todo me lo preguntan, me lo consultan, y yo me dejo aconsejar por ellos.

J.- El último de ellos es el de su nuevo single, Manipuladora. ¿Cree que es el mejor de todos los que llevas?

A.- Manipuladora tiene momentos muy bonitos, hay un columpio que parece que está colgando del cielo, hay unas tomas en blanco y negro en el agua que son más desgarradoras, pero que son muy interesantes, y la gente agradece el trabajo que hay detrás, y como cantante valoras que, aunque no les gusten sepan que hay un trabajo muy grande.

J.- ¿Cuáles son los eventos a corto plazo?

A.- El 1 de julio estaré en el escenario de Puerta del Sol en el orgullo. El año pasado estuve con Alto voltaje y la gente bailó y se animó mucho, fue un momento increíble… Espero que este año sea igual. Regreso a Tenerife y Gran Canaria, el 6 y el 21, y luego regreso aquí en agosto a cantar en Leganés.

J.- ¿Y a largo plazo? ¿Habrá alguna colaboración con alguien?

A.- A veces ha estado a punto, pero no se ha dado. De momento no hay nada pensado, pero no lo descarto. De hecho, me gustaría. En mis sueños me gustaría colaborar con Marc Anthony, es mi ídolo a nivel musical y me encantaría cantar con el… Vienen a Canarias a menudo y siempre disfruto de él. Cuando era pequeña escuchaba mucho La India, que canta salsa, y, aunque ahora escucho de todo (jazz, blues, salsa…) mi favorito sigue siendo Marc Anthony.

J.- Por último, ¿qué mensaje querría mandar a todos tus seguidores?

A.- Mandar mucha energía positiva a todos y con muchas ganas de seguir creciendo. Solo pido que me sigan dando mucho apoyo y mucha energía positiva.

0

Login

¡Bienvenido! Iniciar sesión en su cuenta

Recuérdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password

error: El contenido está protegido
X