Debut en la “ruta Ñ” con buenas sensaciones

La selección española de baloncesto comenzó la fase de preparación para los próximos Juegos Olímpicos con victoria ante Angola (85-61). El partido se disputó en el Coliseum de Burgos, que volvió a responder con una muy buena entrada al igual que el año pasado. Supuso el primer contacto con la competición del conjunto dirigido por Sergio Scariolo tras 11 sesiones de entrenamiento. El conjunto nacional contaba con las bajas de Pau Gasol, Sergio Llull y Marc Gasol, que sigue ultimando sus opciones y superar sus problemas físicos en su tobillo que le impidieron disputar la última parte de la temporada en la NBA, para estar finalmente en la lista de 12. Por la otra parte, el conjunto africano, que venía de disputar el preolímpico en el que no consiguieron la clasificación para Río, contaba con la baja de Yanick Moreira que se encuentra disputando la Summer League de la NBA con Toronto Raptors.

España firmó un partido completo en su primera piedra de toque de su preparación. En los primeros compases del partido se vio como una selección angoleña, mucho más rodada que la española (recordemos que el cuadro africano acaba de disputar el preolímpico y lleva más de un mes de entrenamientos) aguantaba los envites del equipo dirigido por Scariolo. En el primer cuarto España dominó en le marcador dirigida por la batuta de Ricky Rubio. Eso unido al dominio de Felipe Reyes y Nikola Mirotic (máximo anotador del partido con 19 puntos) en la pintura tratando de contrarrestar el poderío físico del equipo africano pusieron las primeras diferencias en el marcador (22-13). En este primer parcial también vimos el debut con la selección de Ilimane Diop, que con 4 puntos y 7 de valoración firmó un más que notable debut con el cuadro nacional.

La película se repitió en el segundo cuarto. Angola trataba de reducir las diferencias en el marcador tirando su poderío físico. Pero las rotaciones que introdujo Scariolo en este cuarto siguieron con el trabajo que sus compañeros habían realizado en los primeros diez minutos. El acierto en la línea exterior de Alex Abrines (acabó con un 4/8 en tiros de 3), el trabajo en la pintura del reciente jugador de los New York Knicks Willy Hernángomez y la veteranía de Navarro y José Manuel Calderón dieron una ventaja de 17 puntos al descanso (43-26).

El paso por vestuarios sirvió para que el seleccionador puliera algunos detalles de cara a los últimos veinte minutos de partido, pero la selección angoleña salió dispuesta a reducir diferencias en el marcador. Lo consiguió con un gran parcial que redujo la diferencia hasta los diez puntos (55-44), que obligó a pedir tiempo muerto a Scariolo para frenar el empuje de los angoleños y dar algunas soluciones en ataque. Un triple de Calderón rompió la racha. Al final, la conexión Navarro-Hernángomez y el acierto del alero Alex Abrines, que con dos triples en los minutos finales y un mate acabaron cerrando el electrónico en 85-61 para el conjunto nacional.

Sergio Scariolo se mantuvo contento con el trabajo de sus jugadores aunque “este encuentro nos ha servido para darnos cuenta de las cosas que tenemos que mejorar de cara a los Juegos Olímpicos”. Además valoró que “el equipo ha movido bien la pelota, pero nos ha faltado acierto ante el aro”. También se mantuvo contento con el debut del joven jugador, Diop.

Próximo partido, el lunes en Kaunas

Pese a ser un rival incómodo y físico, Angola no es una selección como las que se va a encontrar España en los Juegos Olímpicos. El próximo lunes 18 de julio el combinado nacional se enfrentará a Lituania en el Zalguiris Arena de Kaunas. Un partido que supondrá la reedición de la final del último Eurobasket de Francia, que en aquella ocasión permitió proclamarse España como campeona de Europa (80-63).

 

4+

Login

¡Bienvenido! Iniciar sesión en su cuenta

Recuérdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password

error: El contenido está protegido
X