2+

El miércoles el Museo del Prado anunció el fin de la restauración de una de sus obras más icónicas, La Anunciación de Fra Angélico. Los restauradores, con Almudena Sánchez a la cabeza, han trabajado más de un año en esta obra para devolverle su luz y colores originales.

Guido di Pietro, más conocido como Fra Angélico, fue un destacado pintor del Quattrocento italiano, que combinó en vida sus labores de fraile dominico y la pintura. Giorgio Vasari se refiere a él como «poseedor de un raro y perfecto talento», que «nunca levantó el pincel sin decir una oración ni pintó un crucifijo sin que las lágrimas resbalasen por sus mejillas».

La Anunciación es una de sus obras más conocidas; realizada entre 1425 y 1428, es una pintura realizada en tempera y oro sobre tabla. En la parte derecha, más grande, representa la Anunciación, el momento en que el arcángel San Gabriel se dirige a María para decirle que está embarazada. En la parte izquierda, por contra, vemos la expulsión de Adán y Eva del paraíso. Ambas escenas están profundamente ligadas, ya que según las Escrituras, Adán y Eva fueron el origen del pecado, y María es la madre del Salvador, con quien comienza la salvación del hombre y el fin del pecado.

La restauración, que fue financiada con 150.000 euros por parte de dos asociaciones de mecenazgo, consistió fundamentalmente en la retirada de una pátina que oscurecía los colores, y en devolver a las alas del arcángel su brillo dorado original.

Del 28 de mayo al 15 de septiembre, con razón del bicentenario del Museo del Prado, se va a realizar una exposición en honor a los orígenes del Renacimiento, en los años 1420 y 1430 en Florencia, en la cual La Anunciación será la obra central.

2+

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here