La cuarta entrega de la saga desvela nuevos secretos de la protagonista en su lucha contra los espíritus malignos.

Estamos ante una nueva película de la saga Insidious, que evidentemente atraerá a los aficionados del género a presenciar esta entrega en la que se continúa explorando el universo de la parapsicóloga Elise Rainier (Lin Shaye). En esta ocasión, por medio de una retrospectiva hacia su infancia, donde descubre sus poderes y desde donde empiezan a hacer mella en su personalidad las primeras conexiones con el mundo de los espíritus y de las presencias malignas.

SINOPSIS:

En base a la trama argumental que ha ido planteando la saga, en esta entrega la historia comienza durante la infancia de la protagonista, quien vivía en una casa cerca de una prisión de Nuevo México donde eran condenados a la pena capital los delincuentes que se encontraban en El Corredor de la Muerte. Por este motivo, la relación entre la muerte y ese hogar se cierne desde el principio de la cinta. Elise Rainier y su hermano Christian (Bruce Davison) sufrirán los primeros encuentros con los espíritus de la casa, aunque solo Elise tiene el poder de percibirlos. Estas habilidades tendrán unas consecuencias emocionales especialmente brutales en el seno de la familia, sobre todo en sus padres.

Años después, un hombre pide ayuda a la parapsicóloga y a sus ayudantes: Specs (Leigh Whanell) y Tucker (Angus Sampson) para poder sacar un espíritu diabólico que mora por la casa donde Elise y su familia vivieron hace años. Por desgracia, el espíritu resulta ser mucho más poderoso de lo que todos pudieran llegar a plantearse jamás, dado que es el motivo de las pesadillas de Elise y uno de los verdaderos culpables de que ella haya dedicado su vida a liberar a las víctimas del influjo del terror de las presencias. Esa monstruosidad, a la que debe enfrentarse Elise, pondrá en jaque a todos y cada uno de los personajes involucrados en la cinta, ya que tiene la habilidad de silenciar sus mayores miedos, al tiempo que les obliga a presenciarlos. En definitiva, una entrega que dejará sin voz a muchos de los presentes y ante la que solo cabe intentar no cerrar los ojos, porque a lo que se enfrentan es mucho peor de lo que nunca se han podido imaginar en sus peores sueños.

La cuarta entrega de la saga y franquicia de terror paranormal está dirigida por Adam Robitel (The Taking), y cuenta como guionista con Leigh Whannell (Dulces criaturas, Saw III). El elenco de esta entrega está compuesto por Lin Shaye (Ouija: El origen del mal, La señal), Kirk Acevedo (El amanecer del planeta de los simios, Fringe (Al límite)), Josh Stewart (La hora decisiva, Interstellar), Spencer Locke (Resident Evil: Ultratumba, Crónicas vampíricas), Angus Sampson (Fargo, Mad Max: Furia en la carretera), Bruce Davison (Familia de acogida, Kingdom), y el actor español Javier Botet (Algo muy gordo, Expediente Warren: El caso Enfield).

0
Reseña
Reparto
Interpretación
Suspense
Vestuario y Atrezzo
Banda Sonora
Montaje y Fotografía
Compartir
Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la URJC. Amante del cine y de la música, pero sin olvidarse de la fotografía y el teatro. Un verdadero soñador. Mi sueño es trabajar en el terreno cinematográfico y periodístico.