La obra maestra que opta a los Oscar con seis nominaciones triunfa en taquilla de la mano de la sublime interpretación de Gary Oldman como Winston Churchill.

Estamos ante una de las mejores interpretaciones de Gary Oldman, y es meritorio reseñar que ha dado vida a numerosos personajes con rasgos y matices verdaderamente complejos, pero en esta ocasión, gracias a una mimetización física y psicológica, podemos disfrutar de un Winston Churchill muy cercano al que plantó cara al nazismo en la II Guerra Mundial.

De cara a los Oscar, El instante más oscuro ha sido nominada como Mejor película, Mejor actor, por la interpretación de Gary Oldman, Mejor diseño de producción, Mejor fotografía, Mejor maquillaje y Mejor diseño de vestuario. El parecer del jurado de la Academia de Cine será desvelado el próximo 4 de marzo.

SINOPSIS:

En el marco histórico del mes de mayo de 1940, Winston Churchill (Gary Oldman) recoge el cargo de Primer Ministro británico tras la renuncia del hasta ese momento electo Neville Chamberlain por el turbulento clima político dentro del partido. A pesar de que el favorito al cargo era Clement Attlee, quien sería viceprimerministro de Churchill y posterior Primer Ministro cuando este pierde las elecciones años después.

Ante el acecho de una posible invasión por parte de las tropas nazis en terreno británico, se manejan dos posibilidades desde el comienzo de la cinta. Por una parte, y propuesto por Attlee, un posible pacto de paz con Adolf Hitler que permitiera a Gran Bretaña atravesar esta situación de una manera pacífica y sin un gran coste de vidas. Por otra parte, y tema esencial de la cinta, la postura de un Churchill que se niega a someterse al yugo de un tirano fascista que aterroriza Europa y que somete a todos los países que invade.

Dejando de lado las conspiraciones y las dudas internas desde el seno de su propio partido, Churchill afronta este delicado momento desde su carácter irascible, pero con una esencia puramente patriota y de lucha, nunca de rendición o de derrota. Con un rey, Jorge VI (Ben Mendelsohn) que no confiaba en él, pero que finalmente se convierte en su gran valuarte de apoyo en la firme postura de no rendirse jamás ante el avance de las tropas nazis de Adolf Hitler.

Cuando ya todo parecía irrevocable, la rendición y la sumisión de todo un país, en ese instante tan oscuro, Winston Churchill hace resurgir de sus cenizas a Reino Unido con un discurso que cambiará el curso de la historia, y en el que dio voz a lo que se manifestaba en las calles y en los transportes: Luchar hasta el final, jamás rendirse. Enfrentándose al mal solo, sin apoyo aún de ningún otro país ni potencia internacional, hace frente al terror y al acecho asesino de las tropas alemanas declarándole la guerra al nazismo hasta la futura victoria en 1945.

ANÁLISIS:

El hilo conductor de la película se sustenta sobre la interpretación del propio Primer Ministro. Sus formas de caminar, de hablar, de comportarse, así como sus hábitos alimentarios y su rutina de puros y alcohol. Cuidadosamente abordada minuto a minuto durante toda la duración de la película, Gary Oldman retrata a la perfección la personalidad de Churchill.

Por otra parte, existen varias perspectivas de distintos personajes que merecen ser analizadas:

La secretaria de Churchill, interpretada por Lily James, vehicula la evolución del personaje del futuro Primer  Ministro desde antes de que acepte el cargo, y además ejemplifica desde dentro el día a día de la forma de expresarse de Churchill a través de la redacción de los difíciles y complejos discursos que tuvo que transmitir a la nación durante esos momentos.

El papel de el rey Jorge VI, interpretado por Ben Mendelsohn, también es un gran ejemplo del arco de transformación que sufre su personaje, debido a que es un claro escéptico de las políticas de Churchill y de sus discursos, pero finalmente aúna fuerzas con él y le apoya debido a que hay algo mucho más importante que una posible rendición o tratado de paz que hubiera supuesto su exilio como monarca, y es que el pueblo británico, su pueblo, sin el cual no puede ser rey, necesita de una postura firma ante la amenazada del nazismo. Y es esta ausencia de duda al final, lo que hace que todos apoyen la declaración de guerra de Reino Unido frente al avance de Adolf Hitler.

Esta recreación de los eventos sucedidos en mayo de 1940 con tintes dramáticos en las páginas de la historia cuenta con el guion de Anthony McCarten (La teoría del todo), y está dirigida por Joe Wright (Pan: Viaje a Nunca Jamás, Anna Karenina, Expiación. Más allá de la pasión). La cinta cuenta con un elenco formado por Gary Oldman (El niño 44, El topo) como Winston Churchill, Kristin Scott Thomas (Suite francesa, Antes del frío invierno) como Clementine Churchill, la mujer del Primer Ministro, Ronald Pickup (El nuevo exótico Hotel Marigold, la serie The Crown) como Neville Chamberlain, Ben Mendelsohn (Rogue One: A Star Wars Story, Exodus: Dioses y reyes) como el Rey Jorge VI y y Lily James (Orgullo + Prejuicio + Zombis, Downton Abbey) como la secretaria personal de Churchill.

TRÁILER:

 

0
Reseña
Reparto
Interpretación
Adaptación histórica
Tensión dramática
Vestuario y Atrezzo
Banda sonora
Montaje y Fotografía
Compartir
Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la URJC. Amante del cine y de la música, pero sin olvidarse de la fotografía y el teatro. Un verdadero soñador. Mi sueño es trabajar en el terreno cinematográfico y periodístico.