In extremis pero arrollando. Tras dos partidos perdidos, la selección femenina de balonmano  ha despertado a tiempo para clasificarse a la segunda fase del Campeonato de Europa que se está disputando en Suecia desde el pasado día 4, con un partido soberbio en el que ha ganado a Eslovenia por 30-18.

España comenzó el Europeo perdiendo contra la selección anfitriona, 25-19. El segundo partido también lo perdió, esta vez contra Serbia, 23-25. Pero las chicas de Jorge Dueñas han hecho el partido casi perfecto porque si bien necesitaban ganar por 5 tantos de ventaja, lo han hecho por 12, demostrando que hay guerreras para rato en este Campeonato de Europa.

Ahora España tiene la difícil labor de acabar en segundo lugar en el grupo 1 de la segunda fase. Una tarea muy complicada si tenemos en cuenta que han pasado con 0 puntos, mientras que las demás selecciones que están en este grupo, Suecia y Serbia tienen 3 puntos, y  Alemania, Francia y los Países Bajos tienen 2.

El próximo partido de España será hoy sábado día 10 frente a la selección de Francia, una de sus rivales directos para pelear, al menos, por la segunda plaza del grupo (aunque las guerreras no se rendirán e irán hasta el final para conseguir ser primeras).

1+