Autor: David J. Skinner

Sinopsis: Cuatro terribles crímenes, sin relación aparente entre ellos excepto las piezas de ajedrez encontradas en todos los escenarios, harán que tres personas completamente distintas, cada una con su propia motivación, se vean inmersas en una trama más retorcida de lo que podrían haber imaginado. Andrés Núñez, un inspector de la policía exalcohólico, se encontrará absorbido por el caso, mientras lucha contra sus propios demonios. Fernando Roca, el comisario al cargo dentro de la Brigada de Homicidios de la Policía Judicial, deberá encontrar al culpable antes de que sus superiores decidan usarle como cabeza de turco. Carlos Sanz, periodista y fotógrafo, estará dispuesto a hacer cualquier cosa para obtener el reconocimiento que, tras muchos años de profesión, está finalmente consiguiendo gracias a los recientes asesinatos. ¿Serán capaces entre todos de descubrir al asesino y detener los horribles crímenes? Y, ¿qué precio deberán pagar para hacerlo?

Opinión personal

Lo primero de todo, tengo que reconocer que me parece increíble el mérito que tiene escribir una historia como esta en tan pocas páginas.

Quiero destacar también, que cuando empecé a leer el prólogo y me di cuenta de que el propio autor había decidido obviar la ciudad en la que transcurren los hechos me sentí algo confundida puesto que es algo que se da por sentado cuando empiezas un libro: los personajes  a los que les sucede una serie de hechos se mueven por un espacio determinado, detallado a lo largo del texto.

En este libro no. Pero tampoco hace falta. Y es algo admirable debido a que, de una forma sencilla y sin complicaciones, consigue meterte en la trama desde el minuto 0, o mejor dicho, desde la página 0 hasta el final del libro.

En cuanto a los capítulos, cada uno de ellos está enfocado hacia un determinado personaje y a una ficha específica del ajedrez, juego que da nombre al libro.

No quiero desvelar muchos detalles, pero cabe resaltar el gran papel que cobra este tablero en la historia, tal y como se puede apreciar en el título, de una manera totalmente innovadora, sobre todo por el juego de las dobles fichas que idea.

Hablando sobre los personajes, creo que me quería con Núñez un policía decidido a encontrar al culpable sin importar el trabajo que ello conlleve. O las consecuencias.

Me encantó su dedicación, su forma de ser y su “bondad”.

Existen también antagonistas que, como es de esperar, han llegado a sacarme de mis casillas por su mente cerrada y su actitud. Pero para gustos están los colores.

Si decidís leer este libro, vosotros escogeréis cuál es vuestro favorito.

El final me impactó bastante puesto que no me lo esperaba, y es algo de agradecer en este tipo de novelas. Si hubiese sido predecible, no hubiese tenido esa esencia e intriga que este libro acoge.

En resumen, Los crímenes del ajedrez es historia de asesinatos relatada de tal manera que no puedes parar de leer hasta saber quién cometió realmente todos los crímenes y cómo se llegó a esa situación.

Sin duda una elección perfecta a la hora de escoger un libro.

4+

Usuario que le han dado al me gusta:

  • avatar