Tras diecisiete años defendiendo la camiseta bianconera, Buffón, se despide de se scuadra.

Hace unos días, el guardameta italiano, Gianluigi Buffón, convocaba, en rueda de prensa, a los medios de comunicación deportivos de su país, para anunciar su decisión de abandonar las filas del que ha sido, sin duda, el club de su vida y a cuyos éxitos ha contribuido de manera más que notable, la Juventus de Turín, así como dejar, a su vez, la selección azzurra.

Tras el último partido de la Serie A, disputado ayer entre su equipo y el Hellas Verona (2-1), dicha intención se ha hecho efectiva.

Sus tifossi le despidieron con una sonora ovación que alcanzó los cinco minutos.

“Gigi” Buffón, quien hace unos meses cumplió cuarenta años, llegó a la «Vecchia Signora», el club más laureado de Italia, procedente del Parma, equipo del que se desvinculó en el año 2001 (tras dos temporadas, en las que consiguió una Copa y una Supercopa italianas), con veintitrés años, por algo más de 52 millones de euros. La cantidad más elevada, aún a día de hoy, que se ha desembolsado por un guardameta.

El, hasta esta tarde, capitán de la squadra bianconera, debe decidir su futuro a corto plazo, decantándose por algunas de las, según sus propias palabras, “ofertas estimulantes” que tiene sobre la mesa, pero lo que sí se ha encargado de dejar claro es que, juegue donde juegue, lo hará lejos de su país.

Considerado por los aficionados al futbol como uno de los mejores guardametas de todos los tiempos, Gianluigi Buffón, lo ha conseguido prácticamente todo en el mundo del futbol, con el club transalpino. Cuenta en su haber con 875 partidos a nivel de clubs y 176 partidos a nivel internacional.

Con el Parma:

1 Copa de Italia

1 Supercopa de Italia

1 Copa de la UEFA

Con la Juventus:

9 ligas (Serie A)

6 Supercopas de Italia

5 Copas de Italia

1 liga (serie B)

Con la Selección:

1 Copa del mundo

0