El sueño de Carolina Marín se hizo realidad.

La jugadora onubense de bádminton, Carolina Marín, se ha vuelto a proclamar en el día de hoy, campeona de Europa. Es la cuarta ocasión en que logra vencer en la categoría continental de este deporte minoritario de la raqueta.

La cita ha tenido lugar en el Campeonato de Europa celebrado en repleto pabellón de deportes de su Huelva natal, y que fuera bautizado con su nombre como homenaje a esta gran deportista. Un recinto en el que le esperaban alrededor de cinco mil de sus paisanos que no querían perderse una nueva exhibición de su ídolo.

Carolina Marín, que se veía las caras con la rusa Eugeniya Kosetskaya, tuvo que sobreponerse desde los primeros compases del encuentro a los nervios propios que suponían jugar en casa. A favor,  verse con la seguridad propia de quien no había cedido ni un solo set en lo que iba de competición. El resultado final, un aplastante 21-15 y 21-7. La jugadora de Huelva desbanca así a la que hasta ahora igualaba con tres entorchados europeos, la danesa Camille Martin (vencedora en 1995, 98 y 2000).

Marín se convertía en profeta en su tierra, como suele decirse.

Recupera de esta manera su mejor nivel. Un nivel que había bajado en las últimas fechas, según se comenta por su falta de motivación al no encontrar nuevas metas, tras haberlo conseguido ya todo siendo tan joven. Recordamos que es la actual campeona olímpica, tras la última cita en Rio de Janeiro y que cuenta con 24 años.

El palmarés de la andaluza es auténticamente envidiable:

– Oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

– Dos Mundiales de bádminton: 2015 y 2014.

– Cuatro Campeonatos de Europa: 2018, 2017, 2016 y 2014.

– Un bronce europeo por equipos con España: 2016.

– Seis Campeonatos de España: 2014, 2013, 2012, 2011, 2010 y 2009

0