Fotografía: rtve.es

La roja vuelve con el oro obtenido en el Mundial de China, trece años después de hacerlo en Japón.

La Selección española comenzaba la competición mundialista con más dudas que certezas acerca de su potencial de cara a situarse en el escalón más alto del pódium una vez finalizase la gran final del Campeonato Mundial, celebrada a mediodía de ayer (hora española) en Pekín.

Era el momento de que los jugadores, conscientes de dichas dudas y desconfianzas que esta plantilla despertaba en buena parte de los aficionados y de la prensa deportiva de nuestro país dieran un puñetazo en la mesa y convencieran a la afición. Una afición que, por otra parte, no había visto otra cosa que triunfos de los nuestros en las diferentes citas internacionales pasadas, desde aquel, ya mítico oro de Japón 2006.

Éxitos a los que sólo había que ponerles un “pero”, el Mundial de 2014, precisamente celebrado en casa en el que “sólo” alcanzamos la quinta plaza.

¿Las causas de tanto recelo? Las bajas sensibles con las que contaba el grupo, como son las de Pau Gasol (por lesión) y Nicola Mirotic, Sergio Rodríguez ó Serge Ibaka (por decisiones personales).

Los grandes ausentes de España en el Mundial de baloncesto 2019
Fotografía: as.com

Además de ellos, siempre nos acordaremos de Juan Carlos Navarro (recientemente retirado) y de Felipe Reyes y José Manuel Calderón (que decidieron dejar la Selección nacional).

Pero, poco a poco, con el carácter competitivo que les caracteriza, se encargaron de ir callando bocas y de darle la vuelta a la situación de la mejor manera que saben hacerlo, imponiéndose a sus rivales donde cuenta, en la pista.

Uno a uno, los contrincantes iban quedándose en la cuneta ante el poderío y la calidad de juego que desarrollaba el equipo español.

Comenzamos la fase de grupos enfrentándonos a Túnez, Puerto Rico e Irán. Con absoluta solvencia, pasamos como líderes de grupo. Aunque sin demostrar su mejor imagen, y sabiendo de la poca entidad de estas selecciones, lo más destacado es que todo fueron victorias, que, al fin y al cabo, es lo que importa. Esto impulsó al equipo a disipar la imagen derrotista que tenía a afición española.

En la carrera hacia el título, los siguientes escollos eran las selecciones de Italia y Serbia en una Segunda Ronda. Contrincantes, estos sí, ya de mayor entidad.

Polonia sería nuestro rival en cuartos. Lo de Australia en semifinales merece un punto y aparte.

Un encuentro de gran desgaste, en un encuentro durísimo, ante la que, sin duda, ha sido la sorpresa del campeonato, con dos prórrogas incluidas.

Finalmente, en la Final nos encontramos con la Argentina de un veteranísimo Scola, que, a sus treinta y nueve  años, y pese a su descomunal campeonato, en la cita definitiva del campeonato, no tuvo su día, y en la que tomaron el relevo otros jugadores como Campazzo, Laprovittola y Deck.

Una victoria que da plaza directa para los Juegos Olímpicos de Tokio, del año que viene.

Una vez acabada la final, comenzaba la entrega de premios, y con ella, la fiesta.

Era el momento del reconocimiento personal a los jugadores destacados de la cita mundialista.

En el Quinteto ideal del Campeonato, aparecen, junto a Bogdan Bogdanovic (Serbia), Iván Fournier (Francia), y el antes mencionado Luís Scola (Argentina), a los españoles Ricky Rubio y Marc Gasol. Un Gasol que une, tras conseguir hace unos meses el anillo Campeón de la NBA, el título de Campeón del Mundo. Algo de lo que únicamente el ex jugador de Los Ängeles Lakers puede presumir.

Seguidamente, llegó el turno de la mención al MVP del Campeonato.

Volvemos a encontrarnos con el nuevo jugador de los Phoenix Suns, de la NBA, Ricky Rubio.

Fotografía: elmundo.es

Como anécdota, en declaraciones ante los micrófonos de cuatro, el seleccionador español, Sergio Scariolo, se acordó de los jugadores que,  en algún momento, han participado, poniendo su granito de arena, en este éxito para el deporte español, desde que echaron a andar los encuentros de clasificación, y que no han podido aparecer en la lista definitiva para China 2019.

Según propias palabras del míster, este se comprometió a que “habrá una medalla para cada jugador que clasificó a España para el Mundial”.

Enorme, Sergio Scariolo.

0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.