Torres

La noticia se produjo en el día de ayer, durante el transcurso de un acto publicitario al que asistía el delantero del Atlético de Madrid, Fernando Torres.

En respuesta a la pregunta de uno de los periodistas asistentes al acto, respecto a la relación que este mantiene con su entrenador, el “niño” contestaba que su relación “no es ni buena ni mala. Es una relación correcta”, que se ceñía exclusivamente al ámbito deportivo. Posteriormente, daba la campanada. El de Fuenlabrada anunciaba que según se encuentra su situación actual, y dando por hecho que no cuenta para Simeone, anunciaba su marcha. Que no tendría sentido continuar la próxima temporada, viendo el escaso protagonismo del que goza en la presente.

Una noticia de la que ni siquiera el presidente de la entidad era consciente, quien confesó haberse enterado por los medios. Sólo Gil Marín era conocedor del malestar del canterano.

Actualmente, para el técnico argentino, Torres, de 34 años, tiene por delante de él a cualquiera de los puntas de la actual plantilla colchonera. Todos ellos, en mayor o menor medida cuenta con más confianza por parte del bonaerense: Antoine Griezmann, Diego Costa, Angel Correa y hasta Kevin Gameiro. Un auténtico overbooking arriba.

Algunas de las declaraciones de Simeone a lo largo de la temporada, han dado pie a especulaciones y se le ha acusado de tener celos del papel que tiene para la afición colchonera y para la entidad, que le trata de “mito”.

La relación se ha ido deteriorando a lo largo del tiempo. Hasta el punto de menos valorar el trabajo del delantero madrileño, quejándose de que “hay delanteros que no meten goles”, en clara alusión a Fernando.

Cabe recordar que, no hace demasiado tiempo, el técnico ya mostró sus preferencias a la hora de declarar que el club debía hacer todo lo posible por atar a su estrella, el delantero francés Antoine Griezmann, que se encuentra en un gran estado de forma, ante los rumores y coqueteos de éste con equipos como el PSG ó el F.C. Barcelona.

Todo esto en contraposición a la situación de Fernando Torres. Ya hace un par de meses, en rueda de prensa, a Simeone se le preguntó si haría lo mismo por el canterano. Sin pensárselo, sentenció de manera tajante que él no pensaba hacer nada por retener al “niño” para su plantilla.

Acaba así la segunda etapa del “niño” Torres en la que volvía al club de su vida. Una nueva oportunidad que comenzaba en enero de 2015, tras su peregrinación de siete años en el Liverpool, Chelsea y Milán.

Fernando Torres se va, pero queda la leyenda.

0