La selección alemana de futbol cae en la fase de grupos del Mundial de Rusia.

Está claro que este mundial tiene bastante de atípico en cuanto a resultados, según se va desarrollando el campeonato. Las selecciones llamadas a ser las favoritas para hacerse con él, Argentina, España, Brasil, … , están teniendo demasiados problemas para llevar sus partidos adelante, viéndose sorprendidos, a las primeras de cambio, por combinados que, sobre el papel, son bastante inferiores futbolísticamente hablando.

Al cierre de este artículo únicamente la Uruguay de Suarez y Cavani, y la Croacia de Mandzukic y Rakitic, han conseguido cerrar su participación en la fase de grupos con tres victorias en tres encuentros.

En la tarde de ayer miércoles, la selección alemana caía, contra todo pronóstico, ante la selección Coreana, por dos goles a cero.

Estaba en juego la clasificación para octavos de final, con un ojo puesto en el otro encuentro del Grupo F, que disputaban México (0) – Suecia (3). Equipos estos que, finalmente, son los que se hacen con un hueco en los octavos de final. Corea, tercera, y Alemania, como farolillo rojo, cierran el grupo.

Un desconocido equipo alemán realizó un pésimo encuentro, en el que en ningún momento dio señales de saber cómo sorprender al combinado coreano. En juego estaba el pase a la siguiente fase.

El técnico alemán Joachim Löw dejó fuera del once titular a Mario Gómez y a Thomas Müller, aunque finalmente tuvo que tirar de ellos para intentar dar la vuelta a un partido que le ponía muy cuesta arriba el pase.

No debemos olvidar que la selección germana es la actual campeona del mundo (Brasil 2014).

Dos datos a tener en cuenta. Es la primera vez, desde 1938, que, los alemanes no se apean del mundial en primera ronda. En aquella ocasión, el campeonato comenzaba en octavos de final.

Con el actual formato que incluye la fase de grupos, los alemanes se quedan fuera en primera fase por primera vez en toda su historia.

Por si esto fuera poco, en los cuatro últimos mundiales, el seleccionado europeo siempre habían llegado, como mínimo, a semifinales de la competición.

Así las cosas, se nos vienen a la cabeza varias preguntas…

¿Es el momento de hacer una limpieza de cara?

¿Será este un punto de inflexión?

¿O estaremos asistiendo a un cambio de ciclo, en una selección que, dada la edad de algunas de sus estrellas (Mario Gómez (32), Manuel Nuer (32), Sami Khedira (31), Jérôme Boateng (29), Ozil (29), Müller (28) y Tony Kroos (28)), nos hace albergar dudas sobre si, para más de uno de ellos, este puede haber sido su último mundial?
El tiempo dirá.

1+
Compartir