Esta semana que inicia la queremos comenzar con una recomendación para aquellos que gustan de las series obscuras con toques de comedia y sarcasmo. Nuestra recomendación llega desde Inglaterra y lleva por nombre: The End of the F***ing World. Esta serie con tintes de humor negro y momentos crudos, nos cuenta la historia de dos adolescentes inadaptados que a pesar de que cuentan con una personalidad definida, les cuesta integrarse a la sociedad porque ellos son irreverentes. Al leer que es una serie protagonizada por dos jóvenes quizá pensarás, si rebasas los bellos 25, que seguramente no eres el público al que va dirigida, pero la verdad es que no importa tu edad porque les querrás seguir la pista desde el primer capítulo.

La temporada consta de 8 capítulos con duraciones de no más de 23 minutos, lo que te permite en un día de asueto poder verla completa.

Resultado de imagen para gif the end of the fucking

Origen y trama

Basada en el cómic homónimo  «TEOTFW» (2013) de Charles S. Forsman, esta serie indie nos presenta la historia de dos adolescentes inconformes y sin interés por sus familias que buscan desquitarse a su manera con el mundo y sus habitantes. Nuestro primer protagonista es James, un joven psicópata de 17 años, que gusta por matar animales sin remordimiento alguno y cuya madre falleció, quedando al cuidado de su padre. Un día el joven James en busca de un placer mayor toma la decisión de querer matar a un ser humano.

Resultado de imagen para Fantagraphics Charles S. Forsman
© Charles S. Forsman

Ahora bien, nuestra protagonista número dos de nombre: Alyssa, es una chica con tendencias maniacodepresivas y con alergia a la autoridad. Esta adolecente se convertirá en la siguiente  víctima que se cruza en el camino de James, a quien conocerá en el colegio durante el almuerzo. Tras ese encuentro infortunio he inevitable, ambos comenzarán una traviesa algo inusual para reunirse con el padre de Alyssa. El objetivo de la aventura no es el de enamorarse en algún punto del trayecto sino el de utilizarse para los propósitos de cada uno.

Resultado de imagen para the end of the f ** king world
® Netflix

Conclusión:

La serie cumple con el tema de la reflexión acerca de las mil máscaras que los seres humanos usamos para caer bien en sociedad o quizá tratamos de ponernos la máscara de la persona difícil con personalidad definida cuando en muchas de las ocasiones somos groseros porque nos da miedo querer y esto permite que las personas no se entrometan con nosotros, como es el caso de Alyssa. Quizá en una sociedad en la que los jóvenes tienen más acceso a muchos medios de distracción se ha perdido la costumbre de platicar y prestarle atención a nuestro compañero de trabajo, de escuela o simplemente a la persona de alado, dando por hecho que le conocemos.

Otras veces, nuestros núcleos familiares no son los más estables y como resultado de esto no sabemos lo que es el cariño o cómo expresarlo. Lo único en lo que nos podemos identificar es que en nuestra adolescencia todos nos enamoramos y estuvimos en las buenas y en las malas para nuestro «verdadero amor»; el que pensamos sería el único en nuestras vidas, siendo el caso de James, quien no tiene el propósito de enamorarse pero sabe estar y amar.

De la serie se debe de absorber la moraleja que maneja el infierno interno que puede vivir un adolescente, pues el hecho de mandar la vida al borde de la nada y escapar de casa con el fin de ser libre, nunca será una opción fácil de llevar y menos siendo menores de edad y sin completar estudios. Por ese lado, es lo irracional de la serie ya que el tomar ese tipo de impulsos e ir por la vida sin preocupaciones es imposible de hacerlo y mucho menos creíble para tomarlo como contenido. La serie no refleja la realidad de los jóvenes, solo es una manera entretenida y filosófica de ver la vida desde otra perspectiva, no porque realmente lo que los chicos hacen se pueda hacer sin tener represalias en la actualidad con un sociedad cada vez más salvaje y carente de raciocinio.

Recomendación similar 

Si eres de gustos e impresiones fuertes y te gustan las historias de amor salvajes. Te recomendamos ver primero y sin excusas «Asesinos natos» de Oliver Stone con guion del maestro Tarantino. Definitivamente esta película te hará recordar The End of the F***ing World por su historia (la cual no es la misma) similar a la película de culto de 1994, que más que ser una historia acida de un par de sociópatas enamorados, es la reflexión de Stone sobre la sociedad del espectáculo y la manera en la que nosotros debemos juzgarla. Adelantándose así, a lo que vivimos con las tragedias más mediáticas y anfetamínicas de nuestra actualidad.

Asesinos natos, es considerada como uno de los filmes que más delitos ha inspirado a varios asesinos. Su contenido no es delicado como lo es la serie británica, este filme muestra sangre y asesinatos que van de la mano con llevar un mensaje a su sociedad americana, la cual para ellos es mezquina, avariciosa y merece ser castigada.

Y si no nos crees, deberías de echarle un vistazo.

0
Compartir
Amante del cine de los ochentas y noventas, así como del suspenso de Hitchcock y de la elegancia de Audrey Hepburn. Soy amigüera y gusto de conocer personas con ideas frescas siempre.