El Real Betis Energia Plus, pierde la categoría por segunda temporada consecutiva tras casi treinta años en la ACB.

Desde que hace dos temporadas, la entidad heliopolitana, de la mano de la empresa Energía Plús, acudiese a la llamada de socorro del CB Sevilla y se decidiese a hacerse cargo del baloncesto sevillano, con más buena intención que conocimiento sobre el tema, dicha sección no ha hecho más que dar bandazos allá por donde iba, lo que ha acabado desencadenando en el más que esperado descenso a la LEB ORO. Era sólo cuestión de tiempo que algo así sucediera.

Y es que, a la vista del juego y de los resultados ofrecidos, y finalizando una temporada por la que han pasado hasta tres entrenadores, se demuestra, una vez más que, quien mucho abarca, poco aprieta.

Si bien la temporada pasada, el ya entonces denominado Real Betis Energía Plus, consiguió burlar el descenso tocando a las puertas de la justicia deportiva, el club verdiblanco, representante sevillano de la ACB se despide, este año sí, ya de manera definitiva, de la máxima categoría del baloncesto nacional tras dos años coqueteando con el descenso.

Si bien no podemos hablar de qué equipo ha sido su verdugo, puesto que ha sido algo que se estaba viendo venir desde hace largo tiempo, el equipo que ha puesto la última puntilla al ataúd bético ha sido  el Iberostar Tenerife.

Para echar el cierre a una nefasta temporada, asistimos a un último ridículo deportivo que dejar en la mente de los aficionados al basket. Esta vez, el rival ha sido, como decimos, el Iberostar Tenerife (octavo en la tabla clasificatoria final), y el resultado, 62-109. Lo que se convierte en la derrota más abultada recibida en la cancha del pabellón de San Pablo a lo largo de toda su dilatada historia.

Resultado de imagen de baloncesto real betis triste

Lejos. Muy lejos quedan ya aquellos años de ilusión más que gloria en las que el club, en su primera denominación (CAJA SAN FERNANDO) llegara a máximo esplendor, consiguiendo hacerse con dos subcampeonatos de la ACB, de la mano de Aleksander Petrovic, primero (1995-1997) y de Javier Imbroda después (1998-2001), además de una final de Copa con el melillense en el banco.

Más tarde llegaron otros patrocinios, Cajasol, C.B. Sevilla, y actualmente Real Betis Energía Plús.

0